Cuchillo de cocina | Pallarès Solsona "Si voleu que talli més, compreu un Pallarès"

Existe un dicho catalán que dice así:

“Si voleu que talli més, compreu un Pallarès” (Si queréis que corte más, comprad un Pallarès)

No podría ser más cierto. Y es que estos cuchillos de la catalana Pallarès Solsona llevan generaciones entre nosotros, demostrando cada día por qué gozan de tan buena reputación.

Pallarès Solsona fue fundada en 1917 por los hermanos Lluís y Carles Pallarès, y es heredera de la gran tradición cuchillera solsonense. Una industria que se remonta al siglo XVI, y que fue en el siglo XVIII cuando llegó a su máximo esplendor. Desde entonces los diferentes talleres fueron disminuyendo hasta llegar a nuestros días, en los que Pallarès Solsona se erige como la última y única cuchillería artesanal que queda en la ciudad.

Desde sus inicios Pallarès Solsona se caracterizó por el buen temple y afilado de sus cuchillos, que rápidamente se hicieron famosos en toda la comarca y de ahí en el resto de Cataluña y al otro lado de los Pirineos, donde también llegaron los ecos de su buen hacer.

La clave de su éxito no tiene misterio y se ha mantenido intacta hasta nuestros días: unos materiales de la máxima calidad, y como objetivo principal la calidad en el filo, por lo que todos los cuchillos se afilan a mano, uno a uno.

Entre los materiales que utilizan encontramos el acero carbono y el acero inoxidable para la hoja, y la madera de haya y boj para las empuñaduras, entre otros materiales más exclusivos como el asta de ciervo o búfalo.

Dirigida actualmente por la tercera generación de la familia Pallarès, esta empresa artesanal goza de un renovado interés, como demuestran sus apariciones en blogs y revistas de interiorismo, en las que la sencillez y calidad de sus cuchillos recobran nuevas fuerzas.

22022015-DSC_6028

Utilizarás estos cuchillos para cualquier cosa, desde cortar un tomate a partir una carcasa. Usándolos a diario durante años, siguen con el mismo buen filo sin necesidad de afilarlos, tanto la versión carbono como la inox. Si no quieres sufrir por la posible oxidación de la hoja de carbono, puedes utilizar la versión inox. El filo no durará tanto, pero de todas formas tardarás tiempo en necesitar afilarlos.

Los encontrarás en multitud de webs online, incluido amazon a partir de 10 € aproximadamente.